Mindfulness 

 Atención plena

La palabra "Mindfulness" (traducción al inglés de la palabra "Sati", perteneciente a la lengua Pali, utilizada por la psicología budista desde hace más de 25 siglos) ha sido traducida al español como Atención Plena,  Atención Consciente o Presencia Mental.

La comunidad científica occidental define Mindfulness como "la autorregulación de la atención, con una actitud de apertura, curiosidad y aceptación". Bishop et al., 2004

Durante la última década, Mindfulness  –entendido como el cultivo intencional de la atención enfocada en el momento presente con una actitud de aceptación– ha tenido y está teniendo una influencia muy significativa en la psicoterapia contemporánea, enmarcándose dentro de las llamadas terapias de tercera generación, por haberse constatado que se trata de una forma simple pero increíblemente efectiva para relacionarse con la propia experiencia, para cambiar enfoques vitales y para aliviar el sufrimiento humano.


Aunque el concepto y la práctica de mindfulness han sido recientemente integrados a la Medicina y la Psicología occidentales, se trata de un concepto antiguo que se origina hace más de 2500 años y constituye la esencia fundamental de los principios budistas a través de la disciplina o práctica llamada meditación

Mindfulness tiene como objetivo alcanzar y mantener un estado mental de atención plena y consciente, en el que la atención se libera del yugo de los pensamientos y se dirige de forma voluntaria hacia el aquí y ahora o, dicho de otro modo, hacia el mantenimiento de una consciencia viva de la realidad presente. 


Ha sido estudiada científicamente, aplicada en la práctica clínica y por ello reconocida como una manera efectiva de reducir el estrés, aumentar la auto-consciencia, reducir los síntomas físicos y psicológicos asociados a la ansiedad y la depresión, gestionar adecuadamente los estados emocionales y mejorar el bienestar general.

La ciencia y los propios profesionales están constatando de manera notable que Mindfulness está demostrando ser un poderoso instrumento para enriquecer cualquier forma de psicoterapia y constituye un componente central en modelos de tratamiento empíricamente validados y exitosos en su aplicación.

La práctica de Mindfulness nos permite aprender a relacionarnos de forma directa con aquello que está ocurriendo en nuestra vida aquí y ahora, en el momento presente. Es una forma de tomar consciencia de nuestra realidad, dándonos la oportunidad de trabajar conscientemente con nuestro estrés, dolor, enfermedad, pérdida o con los desafíos de nuestra vida, y nos ayuda a recuperar nuestro equilibrio interno, atendiendo de forma integral a los distintos aspectos de la persona: cuerpo, mente y espíritu. 


Practicando la atención plena desarrollamos una mayor capacidad de discernimiento y de compasión. Mindfulness abre la puerta hacia nuevas posibilidades y nos invita a vivir la vida de manera plena y enfocada en el Presente.


Mindfulness nos introduce en un proceso no crítico, que evita elaborar juicios valorativos (auto-culpa) y permite entrar en contacto con "lo que está pasando", tanto interna como externamente, desde un estado mental de quietud y aceptación. Es un estado de aceptación radical de toda la experiencia tal cual es y, además, es intencional y pretende mantener y redirigir la atención de forma consciente. 

El punto de vista científico

"Más allá del uso de la meditación mindfulness como procedimiento de reducción del estrés, el mindfulness ha sido integrado en tres prodecimientos clínicos de gran interés y que, además, han aportado evidencia empírica de su utilidad. El primero es la terapia de conducta dialéctica. Marsha Linehan (Linehan, 1993) desarrolla un tratamiento basándose en el mindfulness y la aceptación para el abordaje de los trastornos de personalidad límite. Los resultados obtenidos le han caracterizado como un tratamiento empíricamente validado (Crits-Christoph, 1998). El segundo es la terapia cognitiva de la depresión, más concretamente la terapia cognitiva basada en mindfulness de la depresión (ver Scherer-Dickson, 2004). Esta fue desarrollada al considerar los elementos implicados en las recaídas en pacientes tratados por depresión (Teasdale et al., 2000; Teasdale, Segal y Williams, 1995) y ha mostrado la utilidad de este acercamiento (Ramel, Goldin, Carmona y McQuaid, 2004; Teasdale et al., 2002). El programa detallado de la aplicación está publicado paso a paso (ver Segal et al., 2002). Finalmente, mindfulness se haya integrado también en el proceder de la terapia de aceptación y compromiso, ya referida en este trabajo, por lo que viene a formar parte, como se ha comentado, de los procedimientos clínicos de las terapias de conducta de tercera generación."

Miguel Angel Vallejo Pareja - PAPELES DEL PSICÓLOGO, julio de 2006

El punto de vista poético



Judith Asensio Coll - Atención plena, el poder de la presencia consciente

"El tiempo es un río que me arrastra, pero yo soy el río. Es un tigre que me destruye, pero yo soy el tigre. Es el fuego que me consume, pero yo soy el fuego."Jorge Luís Borges

“La práctica de la plena consciencia es muy sencilla.Te detienes, respiras y aquietas la mente.Vuelves a tu verdadero hogar para disfrutar del aquí y el ahora a cada momento.”Thich NhatHanh

"La idea básica es la de crear una isla de Ser en el mar del Hacer constante en que nuestras vidas suelen estar inmersas, un tiempo para permitirnos que todo el “hacer” se detenga.”

Jon Kabat-Zinn

El momento presente es el campo en el cual transcurre el juego de la vida. No puede jugarse en ningún otro lugar.”

Eckhart Tolle

  • Inicio   
  • Sobre mí     
  • Psicoterapia       coaching      
  • PNL       EFT  Tapping        Mindfulness      Focusing     Otras terapias       Actividades       Contacto
















    Página creada con Mozello - La forma más fácil de crear una web.

     .